9 de enero de 2019

Chocha perdiz, invernada y mortalidad por la caza

La Chocha perdiz (Scolopax rusticola) en el País Vasco es principalmente una especie migrante e invernante que sufre una intensa mortalidad por la caza según han revelado dos artículos científicos recientemente publicados. José Luis Guzmán, Jesús Caro y Beatriz Arroyo publicaron en el año 2017 el artículo "Factors influencing mobility and survival of Eurasian Woodcock wintering in Spain" en la revista Avian Conservation and Ecology. Estudiaron la tasa de superviviencia invernal mediante el radio seguimiento de 13 ejemplares en el invierno 2008/2009 en tres valles navarros, 17 en el invierno 2009/2010 en los municipios alaveses de Kuartango y Zuia y 21 en el invierno 2010/11 en los mismos municipios. Distinguieron dos tipos de vuelo:
  • Vuelos habituales, entre los refugios diurnos y los lugares de alimentación nocturnos.
  • Vuelos de escape durante los períodos muy fríos.
Las distancias de los vuelos habituales se estimaron en 961,5 ± 1041,9 m, y las variaciones se explicaron principalmente por la edad y la temperatura:
  • Eran más cortas en los períodos más fríos.
  • Eran más cortas en las aves de primer invierno.
Hubo tres períodos muy fríos en el invierno 2009/2010, cuando el 80% de los ejemplares monitoreados realizaron vuelos de escape a más de 20 km y regresaron a su anterior lugar de invernada cuando terminaron los efectos de los períodos más fríos (aproximadamente 8 días después). De los ejemplares estudiados, el 54,9% sobrevivió al invierno. La causa más frecuente de su muerte fue la caza, que afectó principalmente a las aves de primer invierno. La supervivencia de las aves fue menor en las áreas con más días de caza por semana (Navarra). 
En diciembre de 2018 aceptaron para su publicación en la revista Journal of Ornithology el artículo "Survival probabilities of wintering Eurasian Woodcocks Scolopax rusticola in northern Spain reveal a direct link with hunting regimes" de Nerea Prieto, Giacomo Tavecchia, Ibon Telletxea, Rubén Ibáñez, Fermín Ansorregi, Aitor Galdos, Aitzol Urruzola, Ixtoan Iriarte y Juan Arizaga. Tras anillar 1456 ejemplares en Álava (45%) y Gipuzkoa (55%), analizaron los datos de 150 recapturas de 64 ejemplares vueltos a atrapar vivos y de 290 ejemplares muertos, 284 por caza y 6 por causas desconocidas entre los años 2009 y 2015. Con un número de licencias de caza por día de caza similar en Álava (3 días semanales para 7.000-8.000 licencias de caza) y Gipuzkoa (7 días semanales para 17.000-18.000 licencias de caza), la supervivencia anual media se estimó en el 37% en Gipuzkoa y el 56% en Álava. Si asumimos que esta diferencia solo se debió al período más largo de exposición a la caza, la mortalidad se incrementó en cerca de un 10% por día semanal adicional de caza. También encontraron que en Álava disminuyó la supervivencia en la temporada más fría.

4 de enero de 2019

Algunos agricultores y ganaderos cobran subvenciones superiores al salario del Lehendakari y el presidente de Castilla y León

La Política Agrícola Común (PAC) gestiona las subvenciones que se otorgan a los agricultores y ganaderos de la Unión Europea. El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) es un Organismo Autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Secretaría General de Agricultura y Alimentación. Parte de sus datos actualmente son públicos y accesibles a través de Internet en la página del FEGA. He realizado una búsqueda de los tres agricultores/ganaderos particulares que más dinero cobraron en el año 2017 del FEGA en cada uno de los municipios que poseen parte de su territorio en Sierra Sálvada:

ÁLAVA

Amurrio
  • 1º, 43.332,48 euros.
  • 2º, 42.059,50 euros.
  • 3º, 34.474,61 euros.
Ayala
  • 1º, 71.891,38 euros.
  • 2º, 62.537,83 euros.
  • 3º, 54.531,40 euros.
Urkabustaiz
  • 1º, 44.516,97 euros.
  • 2º, 39.692,12 euros.
  • 3º, 34.474,61 euros.

BIZKAIA

Orduña
  • 1º, 53.406,11 euros.
  • 2º, 39.879,57 euros.
  • 3º, 33.333,33 euros.

BURGOS

Berberana
  • 1º, 44.110,94 euros.
  • 2º, 36.573,94 euros.
  • 3º, 34.669,78 euros.
Junta de Villalba de Losa
  • 1º, 88.379,30 euros.
  • 2º, 49.636,44 euros.
  • 3º, 45.160,76 euros.
Valle de Losa
  • 1º, 64.047,22 euros.
  • 2º, 50.129,21 euros.
  • 3º, 43.196,00 euros.

Tras realizar una búsqueda de los importes superiores a 98.494 euros (el salario bruto en el año 2017 del Lehendakari según el Portal de Transparencia de la página web del Gobierno Vasco), aparecen 6 agricultores/ganaderos particulares en Álava y 7 en Bizkaia. Es decir, en Álava y Bizkaia 13 agricultores/ganaderos particulares cobraron más dinero en subvenciones de la PAC que el salario bruto del Lehendakari. He realizado una búsqueda de los importes superiores a 70.368,48 euros (el salario bruto en el año 2017 del Presidente de la Junta de Castilla y León) y son 105 los agricultores/ganaderos particulares que cobraron más dinero en subvenciones de la PAC que la citada cantidad en la provincia de Burgos.

24 de noviembre de 2018

Recorrido ornitológico del Txarlazo

El pasado 20 de noviembre de 2018 se instaló la señalización del recorrido ornitológico del Txarlazo. Junto al Santuario de La Antigua coincidí durante unos minutos con la alcaldesa de Orduña Idoia Aginako, Jone Miren Gil, de la consultora medioambiental Orbela, empresa adjudicataria del estudio y diseño de la señalización de los recorridos ornitológicos de Birding Euskadi, además de otros miembros del equipo municipal y los trabajadores de la empresa especializada en señalizaciones. Rubén y su ayudante Ibai trabajaron duro y con profesionalidad a lo largo de toda la mañana para tener el trabajo terminado hacia las 3 de la tarde. El último poste lo colocaron con una temperatura de 0º C, viento y una considerable capa de nieve que cayó durante esa misma mañana y que lo cubrió todo a partir de los 700 metros de altitud. En la imagen, el recorrido ornitológico del Txarlazo, de 4,4 km de distancia en una ruta que asciende desde la cota de los 330 metros en el Santuario de La Antigua hasta los 933 m de la cima del monte Txarlazo. Es decir, el recorrido supera un ascenso de unos 600 metros de altitud.
Sierra Sálvada fue seleccionada como zona de observación de aves, donde se están señalizando 3 recorridos ornitológicos: Delika, Salto del Nervión y El Txarlazo. Puede verse este folleto al respecto. La señalización del recorrido del Txarlazo se ha retrasado para evitar molestias a la pareja de alimoche común que anida aquí, según el Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 83/2015, de 15 de junio, por el que se aprobó el plan conjunto de gestión de las aves necrófagas de interés comunitario de la Comunidad Autónoma del País Vasco, donde se establecen las Área Críticas (ACA) para el alimoche como las áreas vitales para la supervivencia y recuperación de la especie e incluyen las zonas de nidificación. En la fotografía, tomada, como las demás, el 22 de noviembre de 2018, la situación del panel explicativo en el inicio del recorrido ornitológico del Txarlazo, junto al Santuario de La Antigua.
Como contamos en "Áreas de interés especial para las aves necrófagas en el País Vasco y zonas de protección para su alimentación", para el Alimoche dicho Decreto establece como período crítico el comprendido entre el 1 de marzo y el 1 de septiembre, y entre el 1 de enero y el 15 de agosto en el caso del buitre leonado, y que las obras, trabajos y actividades que deban realizarse en un radio de 1.000 m de las Áreas Críticas para el alimoche y de 500 m de las colonias de cría del buitre leonado se llevarán a cabo fuera de los periodos críticos. Por ello, las obras de señalización han debido esperar hasta 1 de septiembre. En la fotografía, el panel explicativo colocado junto al Santuario de La Antigua.
En la fotografía, detalle del panel explicativo de La Antigua.
En la fotografía, a 100 m del Panel de inicio del Santuario de La Antigua, el Poste 1.
Detalle de las indicaciones del Poste 1.
A 80 m se encuentran dos señales junto a la carretera, donde se indica un aparcamiento sobre hierba, donde no conviene dejar el automóvil si el suelo está blando por la lluvia. En cualquier caso, es recomendable dejarlo junto al Santuario de La Antigua.
El Santuario de La Antigua visto de la señal de parking.
Sobre las bien conservadas campiñas de los fondos de valle, hábitat de especies como el alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) y el torcecuello euroasiático (Jynx torquilla), las laderas de la Sierra se hallan cubiertas por hayedos, quejigales y pinares de pino silvestre.
A 600 m del Panel de inicio encontramos el Poste 2.
Una de las señales indica que la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Orduña de Gartxeta se encuentra a 1 km.
Aquí pasamos a través de un quejigal (Quercus faginea) compuesto por árboles altos y esbeltos. Hace 33 años en este mismo recorrido vi por primera vez dos de las especies propias de los bosques: camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula) el 1 de mayo de 1985 y trepador azul (Sitta europaea) el 26 de ese mismo mes.
A 1,8 km del Panel de inicio encontramos el Poste 3.
De aquí parte una pista forestal que conduce hasta el dolmen de La Choza o del Alto de las Campas, a 2,2 km, descubierto por Félix Murga en 1968 junto a la carretera entre Orduña y Lendoño de Arriba.
A partir de aquí esta antigua vía carretil de transporte de lana castellana y otras mercancías hasta los puertos cantábricos zigzaguea a través un hayedo (Fagus sylvatica). Aquí el 12 de febrero de 1986 vi mi primer pinzón real (Fringilla montifringilla).
A 3 km del Panel de inicio encontramos el Poste 4.
De aquí parte una pista forestal que también conduce hasta el dolmen de La Choza o del Alto de las Campas.
Desde algunos tramos de las últimas rampas antes de llegar a la altiplanicie kárstica del Txarlazo ya pueden verse los grandes farallones calizos que coronan la sierra, que forman una pared casi continua a lo largo de 25 km, y que sirven como lugar de nidificación a una importante comunidad de aves rupícolas, entre las que destacan el alimoche común (Neophron percnopterus), el buitre leonado (Gyps fulvus), el halcón peregrino (Falco peregrinus), la chova piquigualda (Pyrrhocorax graculus) y piquirroja (P. pyrrhocorax), el vencejo real (Tachymarptis melba), el roquero rojo (Monticola saxatilis) y el acentor alpino (Prunella collaris).
Un poco más arriba se encuentra la fuente de Gualdetxu o Goldetxo, en cuyos abrevaderos se reproducen la salamandra común (Salamandra salamandra) y el sapo partero común (Alytes obstetricans).
Finalmente la vía carretil pasa entre estas paredes antes de llegar al llano.
A 4,2 km del Panel de inicio encontramos el Poste 5.
De aquí podemos seguir por el por borde del cantil hacia el oeste, hasta las cimas de los montes Txolope, a 0,6 km, o Bedarbide, a 2,6 km. Podemos seguir más hacia el oeste hasta el portillo de La Barrerilla, desde donde podemos descender por la Senda Negra hasta Lendoño de Arriba o subir hasta el monte Iturrigorri o Tologorri.
En la altiplanicie cubierta por amplios pastizales y brezales podemos observar escribano cerillo (Emberiza citrinella) y bisbita alpino (Anthus spinoletta). Al fondo, el monte Txolope o Peña Orduña, de 1.048 m de altitud.
Desde el Poste 5 hasta el Monumento del Txarlazo solo quedan 300 m. La cima del Txarlazo es un punto privilegiado para la observación de alimoche común, buitre leonado, halcón peregrino y chovas piquirroja y piquigualda. Desde el monte Txarlazo podemos llegar hasta Pico Fraile gracias a una pista forestal dentro del territorio burgalés de la Junta de Villalba de Losa. Desde el portillo de Pico Fraile podemos bajar hasta Orduña, aunque al comienzo es necesario descender por una fuerte pendiente con suelo inestable. Por supuesto, podemos regresar por donde hemos venido.

19 de noviembre de 2018

Gorrión molinero

El Gorrión molinero (Passer montanus) vive en áreas de campiña y cultivos donde se alternan bosquetes, huertos con frutales y pequeñas construcciones rurales donde encuentra agujeros donde nidificar, muchas veces en las afueras de los pueblos. En Sierra Sálvada y su entorno creemos que hace 30 años era bastante más frecuente que en la actualidad, cuando lo veíamos en las afueras de la ciudad de Orduña, donde parece actualmente completamente ausente. En otras zonas de la península Ibérica también parece haber disminuido, posiblemente debido al uso de productos fitosanitarios, destrucción de linderos y eriales, revoque de paredes de los edificios rurales y un largo listado de cambios que ha sufrido el medio rural en las últimas décadas. Según explicamos en "Aves invernantes en la cuadrícula UTM 30TWN05", solo una de las 1.904 aves invernantes censadas durante tres inviernos fue gorrión molinero.

20 de octubre de 2018

Buitre leonado, factores que regulan su población

 Repisa expuesta

En el mes de septiembre de 2018 la prestigiosa revista científica de ornitología Ibis aceptó para su publicación el artículo "Factors affecting population regulation of a colonial vulture", del que somos autores Iñigo Zuberogoitia, José Enrique Martínez, José Antonio González Oreja, Juan Manuel Pérez de Ana y Jabi Zabala. Mi amigo Iñigo ha realizado la mayor parte del esfuerzo de elaborarlo. Yo he colaborado con los datos de la colonia de Pico Fraile o Tertanga, donde tomé las fotografías que acompañan este texto y el que aparecerá publicado en la citada revista. A continuación incluyo una traducción libre al castellano de un extracto del citado artículo, cuyo título puede traducirse como "Factores que afectan a la regulación de la población de un buitre colonial".
 Repisa expuesta

En los hábitats no perturbados las poblaciones de aves se mantienen relativamente estables durante largos períodos. Muchos factores influyen en el crecimiento de una población, pero solo los factores dependientes de la densidad pueden controlar su tamaño. En especies territoriales se han propuesto dos hipótesis que explican la regulación de sus poblaciones:
  • La hipótesis de heterogeneidad del hábitat (HHH), que establece que a medida que aumenta la densidad de una población, una proporción cada vez mayor de individuos se ve obligada a ocupar territorios de menor calidad, lo que provoca una disminución de su supervivencia y/o productividad, lo que conduce a una regulación dependiente de la densidad.
  • La hipótesis de ajuste individual (IAH), que sugiere que el aumento de la densidad conduce a reducciones en la supervivencia y/o productividad al aumentar las interacciones agonísticas, como son las agresiones entre los individuos de una misma especie, las intrusiones territoriales o las interferencias en el comportamiento de otros individuos de su especie. En esta situación la disminución de la productividad dependiente de la densidad afecta a todos los individuos de una población en una medida similar, independientemente de la calidad del territorio.
Repisa expuesta

En el caso de la HHH, en poblaciones muy densas solo una fracción de los territorios produce la mayoría de los jóvenes. La HHH se cumple en muchas especies territoriales, mientras que en las especies coloniales, la IAH parece desempeñar un papel más importante. Los escasos estudios publicados referidos a rapaces coloniales sugieren una función importante de la IAH. Los efectos dependientes de la densidad pueden tener lugar a diferentes escalas espaciales: a grandes escalas la IAH podría surgir de la competencia por áreas de mejor alimentación, acceso preferente a los recursos, agotamiento del alimento o necesidad de volar distancias más largas para encontrarlo, mientras que a escalas pequeñas, el aumento de las interacciones agonísticas a altas densidades podría afectar a la productividad. En entornos naturales los efectos dependientes de la densidad pueden verse afectados por factores independientes de la densidad. Los factores ambientales, como los fenómenos meteorológicos extremos, afectan a toda la población. Además, el comportamiento de búsqueda y alimentación de los buitres los predispone claramente a una alta sensibilidad a la competencia entre individuos y al ajuste individual de la productividad a densidades altas. Los buitres leonados compiten en la búsqueda y acceso al alimento, cuando algunos individuos pueden dificultar o impedir la alimentación de otros.
Repisa protegida

En España se registró una reducción repentina en la disponibilidad de carroña. Los cambios en la legislación sanitaria provocaron restricciones en el abandono de los cadáveres y restos de los animales domésticos de los que se alimentan los carroñeros. Estas medidas detuvieron el crecimiento de la población de buitre leonado, disminuyeron su productividad, cambiaron el comportamiento de alimentación y parecieron aumentar la mortalidad entre los grupos de edad más jóvenes. En este artículo analizamos la productividad del buitre leonado a cuatro escalas espaciales: emplazamiento del nido, cantil, colonia y metacolonia en el período 2008-2015. Después de alcanzar los valores máximos de la población en 2012 y dada la disponibilidad reducida de alimento en el área de estudio, podríamos esperar que los factores dependientes de la densidad afectasen a todos los individuos en un grado similar (IAH). 
 Repisa protegida

El área de estudio se caracteriza por una alta precipitación que afecta a la productividad de otras especies de carroñeros, mitigada en diferentes grados por la calidad del emplazamiento del nido. Los efectos de los factores independientes de la densidad, como la lluvia, pueden interactuar con factores dependientes de la densidad en la productividad. Evaluamos la importancia relativa de ambas hipótesis: IAH y HHH. En Europa el buitre leonado, antes común, experimentó una fuerte disminución durante los años 1950 y 1960, y casi se extinguió en muchos países. Durante las últimas décadas, gracias a su protección legal, las poblaciones de buitre leonado han aumentado en la cuenca del Mediterráneo, especialmente en España, donde se encuentra la mayor población en el Paleártico Occidental, aproximadamente 25.000 parejas reproductoras. El ciclo de reproducción comienza con la puesta de un único huevo en invierno (enero-marzo), seguido de 54-58 días de incubación y 110-132 días de crianza de pollos, y termina cuando los pollos vuelan en julio-agosto. El área de estudio cubrió todo el territorio de Bizkaia y cantiles adyacentes de la colonia de Sierra Sálvada en Álava. El clima está dominado por una influencia atlántica húmeda y cálida y se incluye dentro de las regiones más lluviosas de Europa. La precipitación media anual fluctúa entre 1.200 y más de 2.000 litros por metro cuadrado.
Repisa protegida

Consideramos cuatro escalas espaciales:
  1. Metacolonia: tres grupos de colonias vecinas separadas entre sí por más de 30 km.
  2. Colonia: son diferentes cuando la distancia entre ellas era de más de 1 km.
  3. Cantil: separados por diferencias ambientales evidentes.
  4. Emplazamiento del nido.
Las características del emplazamiento del nido se cuantificaron en una escala de 1 a 4, utilizando el grado de protección, lo que permitió realizar comparaciones entre el emplazamiento del nido protegido de la lluvia:
  1. Repisa expuesta.
  2. Repisa protegida.
  3. Oquedad.
  4. Cueva.
Consideramos la densidad de parejas reproductoras en tres escalas (cantil, colonia y metacolonia).
 Oquedad

Analizamos 1.237 intentos de reproducción en 284 emplazamientos que produjeron 606 pollos volanderos. Las dos metacolonias más grandes y más antiguas alcanzaron su mayor densidad en 2011 y 2012 y mostraron una disminución no significativa en su tamaño, mientras que la más pequeña y más reciente mostró un crecimiento significativo. Las variables relacionadas con la HHH eran las que mejor explicaron la productividad en las cuatro escalas espaciales. El grado de protección de los emplazamientos tenía un impacto significativo en el éxito reproductor. Las precipitaciones tuvieron un efecto estadísticamente significativo y negativo en la productividad medida en las tres escalas espaciales más grandes (metacolonia, colonia y cantil), pero no en la escala más pequeña del emplazamiento del nido, lo que sugiere que la protección evita los efectos negativos de la lluvia. Durante todo el período de estudio, los emplazamientos mejor protegidos (es decir, aquellos en oquedades y, sobre todo, en cuevas) produjeron la mayoría de los pollos volanderos.
 Oquedad

La productividad del buitre leonado está regulada a diferentes escalas tanto por factores independientes como por otros dependientes de la densidad. Entre los factores dependientes de la densidad, aquellos relacionados con la HHH desempeñaron el papel principal. Los emplazamientos de nidos que ofrecen protección efectiva contra el clima local lluvioso son un recurso limitante. Los emplazamientos mejor protegidos no solo tenían más probabilidades de producir pollos con éxito, sino que también se usaban con más frecuencia, mostrando un uso preferente. Además, la productividad en la mayoría de los nidos protegidos fue independiente de la densidad de la población. En nuestra población el número de emplazamientos se relacionó significativamente con la edad de la colonia y, en menor medida, con las características físicas de los cantiles. Cuando todos los buenos emplazamientos de nidificación de un cantil están ocupados, la colonia saturada puede ser muy atractiva para otras parejas, actuando como una trampa ecológica. Las colonias más antiguas y de mayor calidad normalmente se encontraban en los cantiles más grandes, más altos y con más emplazamientos. Durante los últimos años del estudio, algunos cantiles más pequeños fueron ocupados por pequeños grupos de parejas reproductoras, mostrando en general bajas tasas de productividad.
Oquedad

La población estudiada de buitre leonado sufre una de las tasas de precipitación más altas en su área de distribución. Contrariamente a los resultados de otros estudios realizados en otras poblaciones españolas, las precipitaciones se mostraron como un factor clave, que a su vez afectó a la selección de nidos teniendo en cuenta la protección de cada emplazamiento. Los buitres pueden competir por los mejores emplazamientos de nidos según la teoría de la distribución despótica. Las aves que acceden a los emplazamientos más protegidos pueden ser individuos de parejas dominantes que tengan un acceso preferente a los recursos alimenticios y/o dominar a otras parejas en el cantil. En este caso, la evidencia de la HHH aún sería válida, pero al mismo tiempo podría ocultar los posibles efectos de la IAH.
Cueva

Los mejores emplazamientos, aquellos ubicados en cuevas y oquedades, fueron ocupados regularmente cada año y mostraron una mayor productividad. Este efecto fue aún más intenso a medida que aumentaba la densidad. Por lo tanto, la densidad parecía afectar intensamente a la reproducción en sitios de nidos de baja calidad, pero en menor medida en emplazamientos de nidos de alta calidad. En consecuencia, la disminución de la productividad media se debía principalmente a un aumento en la proporción de emplazamientos de baja calidad ocupados a medida que la población crecía.
Cueva

Encontramos pruebas sólidas de que la HHH regula la productividad reproductiva de los buitres coloniales. Los factores intrínsecos a cada cantil (disponibilidad de emplazamientos de alta calidad) así como el clima adverso desempeñaron un papel clave en los procesos reguladores. Los estudios en sistemas similares hasta ahora han apuntado principalmente a la regulación a través de la IAH. El clima lluvioso impuso condiciones que permitieron actuar a la HHH, mientras que en climas menos lluviosos su importancia puede disminuir, lo que hace que la IAH sea más importante. Nuestros resultados también muestran que, aunque se encuentran en un escenario de disponibilidad de alimentos reducida, los recursos tróficos no parecen ser el principal factor limitante. Nuestros resultados sugieren que la hipótesis de heterogeneidad del hábitat (HHH) y la hipótesis de ajuste individual (IAH) no son necesariamente mutuamente excluyentes como mecanismos de regulación de una población dependiente de la densidad, sino que pueden determinar simultáneamente la productividad reproductiva de una población de rapaces.

17 de octubre de 2018

Dryopteris affinis subsp. borreri

Dryopteris affinis subsp. borreri habita en robledales, bosques mixtos y hayedos, con preferencia sobre sustratos calizos. 
A diferencia de Dryopteris affinis subsp. affinis, sus pínnulas tienen los lados lobados. Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" lo herborizaron en Orduña, VN9462, 800 m y Cobata, VN8963, 900 m.
Tomé estas fotografías un 16 de octubre.

9 de octubre de 2018

Chenopodium ambrosioides

Chenopodium ambrosioides es una planta originaria de América, común en la vertiente cantábrica del País Vasco, donde florece entre los meses de julio y noviembre en huertos, cunetas, graveras de ríos, campos y terrenos alterados en general. Es uno de los 52 taxones de plantas alóctonas naturalizadas e invasoras, según los autores de la "Flora alóctona invasora en Bizkaia".
Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" lo herborizaron en Orduña, VN9958, 300 m. Tomé estas fotografías un 9 de octubre.

7 de octubre de 2018

Sorghum halepense

Sorghum halepense es una gramínea originaria de la mitad oriental de la cuenca del Mediterráneo, que invade cunetas húmedas y nitrogenadas del País Vasco, donde florece entre los meses de julio y octubre. Es uno de los 52 taxones de plantas alóctonas naturalizadas e invasoras, según los autores de la "Flora alóctona invasora en Bizkaia".
Los autores del "Catálogo florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa" lo herborizaron en Amurrio, WN0067, 200 m. Tomé estas fotografías un 7 de octubre.

6 de octubre de 2018

Piquituerto común

El Piquituerto común (Loxia curvirostra) es un nidificante muy escaso e irregular en el País Vasco. Tras reproducirse los grupos familiares vuelan erráticamente en busca bosques y plantaciones de coníferas donde abunden las piñas y conos maduros de los que se alimentan principalmente. A la fluctuante población reproductora se le une un contingente de invernantes, algunos años muy numeroso, cuando su alimento ha abundando durante la época de cría en el centro y norte de Europa. Tomé esta fotografía cerca del Alto de las Campas, municipio de Orduña (Bizkaia), el 6 de octubre de 2018.

5 de octubre de 2018

Fallopia baldschuanica

Fallopia baldschuanica (=Fallopia aubertii) es una planta que se cultiva como ornamental y que es capaz de asilvestrarse en muros y setos cercanos a viviendas. 
Según los autores de "Flora alóctona invasora en Bizkaia" es una planta alóctona y naturalizada, pero no invasora.
Tomé estas fotografías en el puente sobre el río Tertanga u Orduña, a su paso por el barrio de Landeta, municipio de Orduña (Bizkaia), el 4 de octubre de 2018.