31 de marzo de 2014

Flora de los pasto-enebrales con junquillo de San Pedro de Beraza

En los pasto-enebrales con junquillo algunas especies muy escasas de los prebrezales resultan comunes: el junquillo (Aphyllanthes monspeliensis), Lavandula latifoliaThymelaea ruiziiGlobularia vulgarisCoronilla minima subsp. minimaCatananche caeruleaArgyrolobium zanoniiOnobrychis argentea subsp. hispanicaKoeleria vallesianaStaehelina dubiaOnonis pusilla subsp. pusillaAstragalus monspessulanus subsp. monspessulanusCarduncellus mitissimusPotentilla verna, Rhanponticum coniferum y Linum narbonense. Estas especies son capaces de soportar suelos compactos y saturados de agua en épocas lluviosas o extremadamente secos durante el estío. Al menos 18 especies de orquídeas florecen en los pasto-enebrales con junquillo de San Pedro de Beraza: Orchis coriophoraO. masculaO. purpureaOphrys apiferaOphrys fusca subsp. fuscaO. insectiferaO. luteaO. scolopaxO. speculumO. sphegodesO. tenthrediniferaSerapias cordigeraS. linguaS. parvifloraPlatanthera bifoliaAceras anthropophorum, Gymnadenia conopsea y Anacamptis pyramidalis. La erosión que provoca la lluvia en los pasto-enebrales con junquillo genera calveros y cárcavas donde afloran la marga o la arcilla. Algunas especies de matorrales consiguen vivir en estos suelos desprovistos en gran parte de vegetación: Genista scorpiusLavandula latifoliaGlobularia vulgaris. El agua de las tormentas se lleva progresivamente la superficie del suelo y parte de las raíces de estas plantas quedan expuestas al aire. Aquí encuentra su hábitat óptimo Euphorbia minuta. En la imagen, ladera de San Pedro de Beraza y detrás la ciudad de Orduña y Sierra Sálvada.
Localización de los prebrezales y los pasto-enebrales con junquillo de San Pedro de Beraza y Puerto de La Barrerilla (Orduña). El límite fronterizo entre Bizkaia y Álava queda en evidencia por la presencia de plantaciones de diversas especies de coníferas en territorio vizcaíno (pino laricio, pino de Monterrey y ciprés de Lawson). Pinchad en la imagen para verla más grande.
En parte de estas laderas de san Pedro de Beraza se realizaron plantaciones forestales con ciprés de Lawson, una conífera norteamericana. Los árboles de aspecto cónico son cipreses de Lawson.
Estas plantaciones forestales han fracasado debido a la pobreza del suelo y la aridez estival que soporta. Sorprende que alguien decidiera plantar cipreses de Lawson aquí. Para recuperar estas laderas erosionadas de San Pedro de Beraza sería necesario eliminar el uso ganadero para así favorecer a las especies propias del prebrezal o directamente plantar matorral de Genista hispanica subsp. occidentalis y Erica vagans. La planta en primer plano es un ciprés de Lawson raquítico.
Como decíamos, tras la destrucción de los quejigares cantábricos surgen los prebrezales y si estos se incendian y luego se pastorean, los pasto-enebrales con junquillo. Estos últimos cuentan con numerosas especies, podríamos decir que su biodiversidad es mayor que la de los quejigares y los prebrezales. Sin embargo, los suelos de las laderas donde se asientan sufren procesos erosivos debido a las lluvias, originándose calveros y cárcavas. A continuación, hacemos un repaso en orden alfabético de algunas de las especies florísticas que hemos encontrado en unas 30 hectáreas del Monte de Utilidad Pública de Bizkaia nº 102, "San Pedro, La Junquera y Sierra Bigandi" (Orduña), en las cuadrículas U.T.M. 1x1 Km WN0259, WN0160, WN0260 y WN0360. Son 46 especies, la mayoría especies de flores vistosas que colorean estas laderas entre los meses de abril y junio. A ocho de ellas solo las podemos encontrar en Orduña dentro de Bizkaia (Astragalus monspessulanus subsp. monspessulanusCatananche caeruleaEndressia castellanaOnobrychis argentea subsp. hispanicaOnonis striataPlantago monosperma subsp. discolorSantolina villosa y Stachys heraclea) y otras seis son exclusivas de San Pedro de Beraza dentro de Bizkaia (Artemisia albaBupleurum rigidumInula montanaLinum narbonenseMuscari neglectum y Spiraea hypericifolia subsp. obovata).
La destrucción del estrato arbustivo de los quejigares submediterráneos por tala y fuego da lugar a matorrales dominados por Erica vagans y Genista hispanica subsp. occidentalis y las grandes macollas de Helictotrichon cantabricum. Esta gramínea domina el paisaje tras los incendios de quejigares, pero acaba por desaparecer si la degradación del suelo continúa. Estas tres especies forman el prebrezal. Tomé esta fotografía de unas macollas de Helictotrichon cantabricum en San Pedro de Beraza, municipio de Orduña (Bizkaia) el 2 de junio de 2012.
En los prebrezales son habituales Brachypodium pinnatum, Euphorbia flavicoma subsp. occidentalis, Seseli cantabricum, Helianthemum nummularium subsp. nummularium, Thymelaea ruizii, y el enebro (Juniperus communis subsp. communis). Tomé esta fotografía de un grupo de enebros en Belandika (Orduña), el 25 de octubre de 2012.
Otras especies solo son habituales al Sur de la divisoria de aguas, faltando o siendo raras al Norte de la misma. Son Rosa pimpinellifoliaAdonis vernalisThalictrum tuberosumEndressia castellanaDorycnium pentaphyllum subsp. pentaphyllumLavandula latifolia y Genista scorpius. Tomé esta fotografía de Genista scorpius en La Antigua (Orduña) el 21 de abril de 2006.
En las zonas de intensa práctica ganadera, sobre todo con ovino y caprino, los prebrezales de las laderas margo-arcillosas se convierten en pasto-enebrales con junquillo (Aphyllanthes monspeliensis). Los incendios repetidos que provocan los ganaderos perjudican a Helictotrichon cantabricumGenista hispanica subsp. occidentalis y Erica vagans, y benefician al enebro. En la fotografía, una mata de Genista hispanica subsp. occidentalis, un matorral almohadillado, es decir, con forma de almohadilla.

No hay comentarios: