21 de febrero de 2014

Buitres vs ganado: las relaciones de conservación en un conflicto emergente entre humanos y la vida silvestre

En el resumen traducido del artículo de Antoni Margalida, David Campión y José Antonio Donázar Vultures vs livestock: conservation relationships in an emerging conflict between humans and wildlife, publicado "online" el 28 de enero de 2014 en la revista Oryx puede leerse lo siguiente: "El conflicto entre humanos y la vida silvestre se está convirtiendo en un tema importante en conservación. Los carnívoros y las aves de presa son responsables de la mayoría de los conflictos con la ganadería y la caza, pero desde mediados de la década de 1990 un nuevo conflicto está emergiendo en el suroeste de Europa: la presunta matanza de ganado por buitres leonados Gyps fulvus. La falta de datos científicos y la magnificación del problema por los medios de comunicación está aumentando la alarma entre el público, y las presiones políticas para aplicar medidas de gestión no se han basado en la evidencia científica. Hemos recopilado información de 1.793 denuncias de ataques de buitres leonados al ganado, presentadas ante las autoridades españolas desde 1996 hasta 2010. España es el hogar de la mayoría (95 %) de los buitres leonados y otros carroñeros en la Unión Europea. La mayor parte de los casos se produjeron en áreas de alta densidad de ganado, afectando principalmente a ovejas (49 %) y vacas (31 %), y en el tiempo de los partos en primavera (abril - junio). Un promedio del 69% de las denuncias presentadas anualmente fueron rechazadas debido a la falta de evidencias sobre si el animal estaba vivo antes de ser comido. El coste económico total de las indemnizaciones fue de 278.590 euros de 2004 a 2010. Discutimos posibles formas de mitigar este conflicto incipiente entre humanos y la vida silvestre. Se debe incluir la participación de ganaderos, autoridades, científicos y grupos conservacionistas."
En el citado artículo también dicen que "Las especies domésticas, en su mayoría perros, provocan más daño que los buitres", que " se han detectado varios casos de envenenamiento intencionado en el área de estudio" (comunidades autónomas de Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja y País Vasco -excepto Bizkaia-), lo que "es motivo de preocupación, ya que las especies de vida larga, como las aves carroñeras, son extremadamente sensibles al aumento de la tasa de mortalidad, que puede conducir a la rápida extinción de poblaciones". También dicen que "hay una fuerte corriente de opinión entre los administradores, los gobiernos y algunos ecologistas que atribuyen el aparente cambio de comportamiento de los buitres a la falta de alimento" y que "aunque los datos empíricos son escasos, los agricultores están exigiendo un aumento en el número y el tamaño de los sitios de alimentación complementaria para los buitres con el objetivo de aliviar una aparente escasez de alimento...La percepción negativa de la relación entre los humanos y los buitres es un ejemplo de cómo un conflicto menor, con pocas repercusiones económicas, puede cambiar una relación casi mutualista que ha existido desde hace miles de años...Por desgracia, los medios de comunicación al encontrar atractivo este conflicto, y ante la falta de información científica, han magnificado la percepción del riesgo de ataques de buitres...Los medios de comunicación deben esforzarse en utilizar su influencia en la opinión pública y basarse en hechos científicos...Los cambios recientes en las políticas sanitarias que permiten la presencia de cadáveres de ganado en el campo podrían aliviar en parte la percepción humana de este conflicto...En muchos países de Europa y América del Norte el conflicto entre el ganado y los depredadores ha sido minimizado por el uso de perros de protección de ganado, que sirven como herramienta eficaz para reducir el número de ataques."

No hay comentarios: