21 de diciembre de 2013

Buitre leonado, a la espera del permiso para volver a dejar ganado muerto en el País Vasco

A principios de noviembre de 2013 la Comunidad Foral de Navarra autorizó a los ganaderos la alimentación de aves necrófagas con animales muertos, como antes lo hicieron las comunidades autónomas de Cataluña, Andalucía, Cantabria, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón, tras la aprobación en España del Real Decreto 1632/2011 por el que se regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados a consumo humano. Según la nota de prensa del Gobierno de Navarra eso ahorrará 373.000 euros al año a los ganaderos navarros al evitarse la contratación de seguros para deshacerse de los animales muertos en sus explotaciones. En el País Vasco, como en Navarra, también hemos detectado un descenso en la productividad del buitre leonado (de un 40% en Navarra) y el envejecimiento de la población en el último decenio, "situación que, de continuar, podría poner en peligro la especie. A la vista de lo sucedido, las autoridades comunitarias han procedido a flexibilizar la normativa de sanidad animal para la conservación de la fauna silvestre" según dicha nota de prensa. 
Como puede verse en el mapa, la Comunidad Autónoma del País Vasco va a ser de las últimas en permitir el abandono de animales muertos para que sirvan de alimento a las aves carroñeras, tal y como ha venido sucediendo desde el Neolítico hasta la crisis de las "vacas locas". Hace algo más de un año que los representantes de las tres diputaciones forales se negaron a la autorización en una reunión con representantes del Gobierno Vasco.

No hay comentarios: