2 de agosto de 2013

Robles albares, en Vallevicencio

Los robledales albares (Quercus petraea subsp. petraea) son muy escasos en el País Vasco. Ocupan zonas de montaña, en general entre los 400 y 800 metros de altitud, aunque estos robles se encuentran a una altitud de unos 950 metros de altitud.
En el piso montano el Roble albar coincide en el espacio con el Haya (Fagus sylvatica) y, sobre suelos silíceos, también con el Marojo (Quercus pyrenaica). Por su naturaleza caliza, en Sierra Sálvada el marojo es muy escaso.
En la actualidad el haya es la especie arbórea que ocupa la casi la totalidad de las montañas allí donde no son los pastizales. Sin embargo, el hayedo en las montañas vascas es un bosque joven, con sólo 3.000 o 4.000 años de antigüedad.
Desde la Última Glaciación hasta la formación del hayedo parece que hubo un periodo de tiempo en el que otro tipo de bosque ocupó las montañas vascas, seguramente el robledal albar.
Según el Inventario Forestal del año 2005, no hay ninguna hectárea cubierta por Roble albar en el municipio de Ayala/Aiaira. Sin embargo, en un paraje llamado Vallevicencio, muy cerca del límite con el territorio burgalés, se encuentran unas pocas decenas de viejos árboles en una ladera orientada al noroeste sobre roca caliza karstificada.
Fue mi amigo Xabier Iturrate quien me habló de la existencia de estos robles singulares y a él le dedico esta entrada.
Algunos de estos árboles son merecedores de estar incluidos en el catálogo de árboles singulares, uno de los tres tipos de "espacios naturales protegidos" de la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco.
Tomé estas fotografías el 16 de junio en el paraje de Vallevicencio, municipio de Ayala/Aiara (Araba).
En esta fotografía aérea indico con una elipse la localización de estos robles. Está en su parte inferior, muy cerca de una línea azulada que se corresponde con el límite entre las provincias de Burgos y Araba. Pinchad en la imagen para verla más grande.

2 comentarios:

Ana Mínguez Corella dijo...

Magnífica especie.. Un saludo..

Xabi Iturrate dijo...

Aupa Juanma, eskerrik asko

Xabi