22 de noviembre de 2012

Amanita phalloides

Amanita phalloides produce el 90% de los fallecimientos por ingestión de setas. Un solo ejemplar es suficiente para provocar la muerte de una persona. Las amatoxinas que contiene producen el síndrome faloidiano o hepatotóxico, sin síntomas hasta pasadas 6 horas desde su ingestión, por lo que un lavado de estómago no sirve de nada. Alrededor del 40% de las urgencias hospitalarias por ingestión de hongos son debidas a esta especie. Gracias a los tratamientos médicos y los trasplantes de hígado, actualmente solo alrededor del 10% de los pacientes acaba muriendo, entre el sexto y decimosexto tras la ingestión. Uno de los nombres que se utiliza en euskera es "ilkor", que significa "mortal". En castellano recibe el nombre de "oronja verde" u "oronja mortal". Se cree que entre sus víctimas ilustres se encuentran el emperador romano Claudio y el Archiduque Carlos de Austria. El adjetivo de phalloides significa "con forma de pene", por su parecido en los primeros estadios de su desarrollo, como puede verse en esta fotografía, tomada el 20 de noviembre de 2012 en el hayedo de la ladera norte del Txarlazo, municipio de Orduña (Bizkaia).
Es una seta común, fácil de identificar por la combinación de la presencia de volva blanca y el color verde amarillento del sombrero con estrías verde oliváceas. Las láminas son blancas. Las intoxicaciones se producen por confusiones de champiñones con ejemplares de Amanita phalloides de sombrero blanco. Sin embargo, los champiñones carecen de volva y sus láminas son rosadas.

No hay comentarios: