4 de febrero de 2011

Reproducción del Buitre leonado en la primera semana de febrero

En la primera semana de febrero ya hay muchas parejas de Buitre Leonado (Gyps fulvus) en Sierra Sálvada que han realizado la puesta del huevo y comenzado la incubación. Pero otras muchas aún no lo han hecho y se dedican a copular y regentar el nido, permaneciendo junto a él durante la mayor parte del día, muchas veces los dos adultos al tiempo, pero más normalmente, solo uno de ellos. El censo de las parejas que inician la reproducción se realiza habitualmente entre el 15 de febrero y el 15 de marzo para incluir todas las aves que se encuentran echadas sobre el nido, incubando. En la fotografía, un ave echada en el nido el 1 de febrero de 2006 en la colonia de Pico Fraile. En esta fotografía, uno de los dos únicos buitres que hemos visto anillados en Sierra Sálvada. Aunque la Sociedad para el Estudio de las Aves Rapaces, con la dirección de Iñigo Zuberogoitia, anilló hasta 58 buitres con anillas amarillas con códigos alfanuméricos negros en la comarca de Encartaciones (Bizkaia) y, por ejemplo, Carranza está a solo 35 Km de la colonia de Pico de Fraile, ninguna de estas aves anilladas, muchas de las cuales se alimentaban en el muladar de Saltipinia (Carranza), ha sido vista entre las aproximadamente 260 aves adultas reproductoras de las 130 parejas cuya reproducción hemos seguido entre los años 2006 y 2009. Esto deja en evidencia el error de considerar que el muladar de Carranza sirve de punto de suministro de alimento a los buitres nidificantes en Bizkaia. En el muladar de Carranza se alimentan fundamentalmente aves que se reproducen en las áreas colindantes de Cantabria y Burgos. El ave, vista en cópula sobre la que tiene a su lado en la fotografía, tiene la anilla con código 191 y fue anillado como pollo en la Peña Vallegrull, en el alavés Parque Natural de Valderejo, el 10 de mayo de 1997 por nuestros amigos Ramón Arambarri y Arturo Rodríguez (gracias a Guillermo Doval, que nos proporcionó estos interesantes datos). Esta fotografía fue tomada también el 1 de febrero de 2006 en la colonia de Pico Fraile.

1 comentario:

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Produce un efecto extraño ver un ave así incubando. No sé, es una tontería; resulta evidente que han de incubar los huevos como cualquier otra ave, como una gallina. Pero acostumbrada a verlos volar desplegando su majestuosidad, toda su impresionante potencia… Saludos.