15 de febrero de 2011

Pinzones reales en Monte Santiago

Según el testimonio de los lugareños, a mediados del mes de noviembre de 2010 se formó un enorme dormidero invernal de Pinzón real (Fringilla montifringilla) en el puerto de Barazar, municipio de Zeanuri (Bizkaia), compuesto por unos dos millones y medio de aves. Sin embargo, pasó desapercibido para los ornitólogos hasta que lo detectó José Ángel Isasi el pasado 25 de noviembre, cuando pasaba en su coche por el puerto de Barazar. A mediados de febrero la mayoría de las aves ya han comenzado su viaje de regreso hacia sus zonas de reproducción, en Escandinavia y Rusia. El espectáculo que han brindado a los amantes de las aves durante más de dos meses ha sido indescriptible. Al amanecer, las aves salían rápidamente y con la misma dirección a lo largo de 30 ó 40 minutos, y al atardecer, iban llegando, revoloteando en grandes grupos, posándose en árboles caducifolios por miles y entrando finalmente al dormidero, donde los reclamos de cientos de miles de aves recordaban el sonido de un río caudaloso en una zona de rápidos. Otro espectáculo ha sido el de los enormes bandos de aves que como olas se han movido por el suelo de los hayedos, alimentándose de la buena cosecha de hayucos de este año. El haya (Fagus sylvatica) es un árbol vecero, que sólo produce abundantes frutos uno de cada 4-6 años. Este hecho ha debido ser fundamental para que se estableciera este año el dormidero en este punto de Europa.
Es la primera vez que se constata la formación de un dormidero de pinzón real en la península Ibérica. Pasaban la noche entre las ramas de hojas perennes de una plantación de Ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana), una conífera originaria de los estados de California y Oregón (EEUU), pero se alimentaban en los hayedos del País Vasco y el norte de Burgos. Y dentro del norte de Burgos, el hayedo de Monte Santiago ha sido el lugar conocido más destacado. Monte Santiago se encuentra a 28 kilómetros del punto donde se instaló el dormidero. Deben escoger la plantación de una especie de conífera exótica como es el Ciprés de Lawson en lugar de las hayas que les suministran el alimento debido a que los primeros tienen hojas y en gran densidad, mientras las segundas en invierno están completamente desnudas. En años anteriores hubo dormideros en localidades del suroeste de Francia. En el invierno 2007-2008 se localizó uno en Buros, a 8 Km al norte de Pau y el invierno de 2008-2009 cambió su situación a 8 Km al sur de Pau, en la localidad de Gan. También hubo seguramente un dormidero en el Gorbea alavés en el invierno 1996-1997, ya que Jorge F. Echegaray el 16 de febrero de 1997 vio miles de pinzones reales en el macizo del Gorbea en un dormidero situado también en una plantación de ciprés de Lawson, en la ladera sur del monte Berretin, municipio de Zuya. Fruto de las sesiones de anillamiento de ornitólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi en el puerto de Barazar, se ha recuperado un ave con anilla de Moscú, por lo que es muy probable que parte de las aves sean rusas, donde se reproduce la mayoría de su población mundial, estimada entre 80 y 250 millones de aves. En el dormidero, por los rastros vistos sobre la nieve, los zorros (Vulpes vulpes) patrullan durante la noche a la espera del maná que debe caer de las ramas, ya que en estos dormideros tan multitudinarios son muchas las aves que mueren por diversas causas. Uno de los monitores de la Casa del Parque de Monte Santiago, Israel Robles, fue testigo de cómo una marta (Martes martes) intentaba atrapar a plena luz del día algún pinzón de los que se alimentaban de los hayucos muy cerca de la Casa del Parque. Sin duda, las aproximadamente 400 hectáreas del hayedo de Monte Santiago han suministrado buena parte del alimento que han necesitado todos estos pájaros para poder pasar el invierno. Aún así, han quedado numerosos hayucos sobre el suelo del hayedo. Con los datos que hemos recopilado gracias a numerosos colaboradores, podemos decir que los pinzones reales que duermen en el puerto de Barazar han seguido muchos días una ruta que pasa por los pueblos alaveses de Zárate e Izarra y llega hasta las 2.000 hectáreas del hayedo-robledal de Altube, en los municipios también alaveses de Urkabustaiz y Zuya, y hasta las 400 hectáreas del hayedo de Monte Santiago, en el municipio burgalés de Berberana. Sin duda, estas aves no se han confundido a la hora de escoger sus comederos, ya que son los hayedos maduros más extensos de este área geográfica. Véase nuestro artículo publicado en el boletín del Monumento Natural de Monte Santiago.

1 comentario:

Jesús Menéndez dijo...

Excelente, deberías publicar en prensa, sin duda es un artículo enriquecedor. Gracias por tu interesante punto de vista.