7 de febrero de 2011

Dolmen del Alto de las Campas

El dolmen del Alto de las Campas o de La Choza, el único de Orduña (Bizkaia), fue descubierto en el año 1968 por un grupo de jóvenes liderado por el sacerdote e investigador local Félix Murga. Juan María Apellániz Castroviejo realizó su excavación inmediatamente y sus resultados fueron publicados en el número 3 (año 1968) de la revista Estudios de Arqueología Alavesa en el artículo titulado "Excavación del dolmen de las Campas de la Choza (Orduña-Vizcaya)". Se hallaron cinco cráneos, dos raspadores, tres hojas de sílex, tres collares y trozos de cerámica. Este dolmen forma parte de la estación megalítica de Añes, que se extiende por el municipio de Ayala (Álava) y Angulo, municipio de Valle de Mena (Burgos), al pie de la ladera norte de Sierra Sálvada.En el año 1974 una máquina taladradora (quizás subsoladora) del Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA) destrozó el dolmen durante la preparación del terreno para una plantación de pinos. El maquinista "no sabía nada y tiró para adelante", le defendió Murga. En el año 1982 se reconstruyó, aunque el tamaño de la cámara actual es menor que el de la original. El 14 de noviembre de 2008 el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco declaró como Bien Cultural 17 estaciones y monumentos megalíticos en Bizkaia, entre ellos el dolmen Campas de la Choza.

No hay comentarios: