20 de mayo de 2017

Nóctulo pequeño

El Nóctulo pequeño (Nyctalus leisleri) en uno de los murciélagos forestales propios de los bosques del País Vasco. Si miramos el libro "Los murciélagos de España y Portugal", editado por el ICONA en el año 1991, vemos que por entonces aún era desconocido en el País Vasco. Esta especie como el resto de las estrictamente forestales, pasaron desapercibidas durante muchos años, ya que eran las especies trogloditas (cuevas, simas) y antropófilas (edificios) las únicas de las que teníamos un conocimiento aceptable de su distribución. Sólo el uso de los modernos detectores de ultrasonidos ha permitido un mejor conocimiento de su distribución. Y eso que este murciélago emite potentes reclamos perfectamente audibles para nosotros.
Sus orejas redondeadas son características y permiten saber que se trata de un nóctulo. La medidas del antebrazo no se solapan entre las 3 especies ibéricas y ello hace posible una rápida identificación de la especie: 39-45 mm en esta especie, 48-55 mm en el Nóctulo mediano (Nyctalus noctula) y 64-68 mm en el Nóctulo gigante (Nyctalus lasiopterus). Esta última especie captura pájaros durante su migración nocturna, según el artículo "Bat predation on nocturnally migrating birds", publicado en el año 2001 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America. Es la única especie europea que lo hace.
La captura de cada murciélago pone en funcionamiento al especialista Urtzi Goiti. Primero hay que desenredar al murciélago, lo que resulta bastante más difícil que en el caso de los pájaros. Sin duda, un trabajo de precisión para unas manos hábiles como las suyas. Luego llega el pesaje y la toma de medidas, como se ve en la fotografía. Y finalmente, se liberan y no es raro que vuelvan a caer en la misma red al poco rato, como sucedió en esta ocasión.
En esta fotografía se ve el pene de un macho. En el País Vasco sólo se han capturado machos de esta especie. Las hembras viven y tienen sus colonias de cría en otras zonas. Es una de esas especies en la que los machos y las hembras se reparten el territorio. En algunas especies los machos se encuentran en las zonas de montaña, mientras que son las hembras las que ocupan los valles, donde son más abundantes sus presas e instalan las colonias de cría. En otros casos, como sucede en esta especie, la repartición del territorio es por áreas geográficas alejadas entre sí.

No hay comentarios: