20 de mayo de 2017

Locha de río

La Locha o Lobo de río (Barbatula quignardi) es una especie distinta de Barbatula barbatula, según el "Handbook of European freshwater fishes", publicado en el año 2007. Hasta hace poco se consideraba que eran la misma especie y así aparece en el "Atlas y Libro Rojo de los Peces Continentales de España", publicado en el año 2001, aunque sus autores ya consideraban "necesaria una revisión taxonómica de las poblaciones españolas".
El nombre de Lobo de río se le queda grande a un pez que no supera los 20 centímetros de longitud y cuyos adultos suelen tener tallas comprendidas entre los 10 y 15 cm. En la cuenca del río Nervión-Ibaizabal se le conoce con el nombre de "sarbo". Se capturaban con tenedores, "sardeska" en euskera. Tal vez este nombre local tenga que ver con el hecho de que se pescaban mediante tenedores. Es un pez bentónico, perfectamente adaptado a su vida en el fondo de los ríos, con boca ínfera y tres pares de barbillas. En Bizkaia se le encuentra habitualmente en rápidos con fondos someros de piedra y grava. Su pequeño tamaño, el microhábitat que ocupa en los ríos y el hecho de permanecer inmóvil sobre las piedras o la grava del fondo, perfectamente camuflado gracias al color de su piel, hace que pase desapercibido allí donde vive. Tengo la impresión de que es el pez más difícil de detectar durante los muestreos mediante pesca eléctrica que se realizan con el objetivo de conocer la ictiofauna de los ríos, cuando se capturan, identifican, miden, pesan y liberan todos los peces de un tramo determinado de un curso fluvial.
Su área de distribución incluye cuencas del cuadrante nororiental de la península Ibérica y del sur de Francia. En la vertiente cantábrica vive en los ríos vascos entre el Nervión y el Bidasoa. No se ha encontrado en los ríos al oeste del Nervión: en Bizkaia, las cuencas del Barbadún, Agüera y Asón. En la vertiente cantábrica ocupa la totalidad de la cuenca del río Ebro. Existe una población introducida en el río Órbigo, en la cuenca del río Duero.

No hay comentarios: