28 de febrero de 2017

Corzo, su expansión natural

El Corzo (Capreolus capreolus) a mediados del siglo XX estaba extinto en Euskadi, posiblemente debido a la caza. Si bien es cierto que las diputaciones forales introdujeron en algunas zonas de Bizkaia y Gipuzkoa ejemplares traídos del departamento francés de las Landas, es probable que el resultado final habría sido el mismo: la total ocupación del territorio vasco. Tomé estas fotografías en Orduña (Bizkaia) el 13 de febrero de 2017, donde al igual que en el resto del País Vasco, muchas personas guardan en la memoria el momento en el que vieron un corzo por primera vez. 
Sin embargo, en los pueblos es habitual escuchar comentarios que culpan a las diputaciones de la presencia del corzo, que provoca daños en plantaciones forestales, árboles frutales y viñedos, que se indemnizan, y accidentes en las carreteras, que corren a cargo del accidentado con la actual legislación. 
El hábitat que ha encontrado en el País Vasco le resulta muy favorable: un mosaico de plantaciones forestales donde se refugia y prados de siega y pastos donde se alimenta.
La práctica ausencia del lobo (Canis lupus), su principal predador natural, también le beneficia. A pesar de la caza que soporta, legal y furtiva, su expansión natural no ha tenido freno.
Distribución del Corzo en España en el año 1969.
Según este mapa de 1969, había corzos en los Montes de Vitoria en muy baja densidad.
Distribución del Corzo en Euskadi según el libro "Atlas de los Vertebrados Continentales de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa", publicado en el año 1985, donde se puede leer: "en la Comunidad Autónoma Vasca desapareció de su territorio en el siglo pasado (XIX). En la actualidad (1985), se encuentra localizado en la parte más occidental de Álava y Vizcaya en áreas limítrofes con Cantabria y Burgos. En la zona oriental de Guipúzcoa se ha localizado la aparición de esta especie de forma esporádica, procedentes, sin duda, de las poblaciones de que se asientan en área próximas en Navarra. No existe, sin embargo la certeza de su presencia continuada en Guipúzcoa." En el libro "Vertebrados continentales. Situación actual en la Comunidad Autónoma del País Vasco", publicado en el año 1998, Iñigo Mendiola escribió que "en Araba, se encuentran poblaciones estables de corzo en Sierra Salvada, Ayala, Sierra Badaya, Gibijo, Arkamo-Arreo, Salinas de Añana y la Sierra de Arcena-Bóveda-Valdegobía. En Bizkaia, se encuentran poblaciones estables en Karrantza y en las Encartaciones. En Gipuzkoa, se observa un proceso de colonización de la franja oriental por parte de ejemplares provenientes de las poblaciones navarras. En en este momento, son frecuentes los datos de presencia en dicha franja, especialmente en la zona de Aralar, habiéndose confirmado el éxito de la reintroducción de la especie en Pagoeta, Aia."
Distribución del Corzo en España según el libro"Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España", publicado en el año 2007.
Según dicho mapa, aún había amplias zonas de Euskadi donde estaba ausente. En los 10 años que han pasado desde la publicación del citado libro, es probable que el corzo se haya expandido hasta la totalidad del territorio y en la actualidad podamos completar con círculos azules el conjunto de las cuadrículas UTM 10x10 km correspodientes a la comunidad autónoma del País Vasco.