20 de enero de 2015

Carlos Aseginolaza

Carlos Aseginolaza Iparragirre falleció el día 16 de enero de 2015 a la edad de 59 años en un accidente laboral mientras regresaba de una gestión profesional en una pista forestal del monte Artikutza, cerca de Donostia-San Sebastián, cuando el todoterreno en el que iba se precipitó por un terraplén. Biólogo especializado en botánica, trabajaba como Jefe del Servicio de Medio Ambiente del Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Solo coincidí un día con él durante una comida en la casa de Santi Patino hace unos 20 años. Me pareció un hombre muy agradable y recuerdo una entrañable anécdota que contó sobre su hija, una niña pequeña por entonces. El año pasado respondió amablemente a mis preguntas sobre sus herborizaciones en el monte Aldamin. Fue coautor de varias publicaciones imprescindibles sobre la flora del País Vasco, tres de ellas son los libros de flora que más he leído y releído:
Aseginolaza Iparragirre, Carlos; Gómez García, Daniel; Lizaur Sukia, Xabier; Montserrat Martí, Gabriel; Morante Serrano, Gregorio; Salaverria Monfort, María R.; Uribe-Echebarria Díaz, Pedro Mª y Alejandre Sáenz, Juan A. (colaborador). 1985. Catálogo florístico de Alava, Vizcaya y Guipúzcoa. 1.149 pp. Ed. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz.
Aseginolaza Iparragirre, Carlos; Gómez García, Daniel; Lizaur Sukia, Xabier; Montserrat Martí, Gabriel; Morante Serrano, Gregorio; Salaverria Monfort, María R. y Uribe-Echebarria Díaz, Pedro Mª. 1988. Vegetación de la Comunidad Autónoma del País Vasco. 361 pp. Ed. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz.
Aizpuru, I; Aseginolaza, C.; Uribe-Echebarria, P. M.; Urrutia, P. y Zorrakin, I. 1999. Claves ilustradas de la Flora del País Vasco y territorios limítrofes. 831 pp. Ed. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz.

2 comentarios:

Teresa dijo...

Cuanto lo siento, no tuve la oportunidad de conocerlo, pero ese monte si lo conozco bastante, casi nos cuesta la vida a mí novio y a mí, ( novios por aquellos tiempos )Yo vivía en Renteria. Besitos.

Màrius Domingo de Pedro dijo...

No he tenido el placer de conocerlo, pero siento mucho el desgraciado accidente, a pesar de la distancia, me siento muy próximo por diversos motivos bastante evidentes.