9 de enero de 2010

Topillo lusitano

El Topillo lusitano (Microtus lusitanicus) es un micromamífero abundante, pero pasa muy desapercibido. Tiene una cola muy corta, de entre 2 y 3 centímetros, lo que le diferencia del Topillo rojo y el Topillo agreste, que la tienen más larga. En cambio, el Topillo pirenaico (Microtus gerbei) y el Topillo mediterráneo (Microtus duodecimcostatus) son muy parecidos. Esta última especie lleva una vida subterránea, tiene el pelaje pardo amarillento y una cola de un color claro uniforme, mientras que la cola de los Topillos lusitano y pirenaico es bicolor, más oscura por arriba. Sin embargo, la mejor manera de diferenciar el Topillo lusitano del Topillo pirenaico es mediante el análisis del tercer molar superior, lo que no puede realizarse en animales vivos. Solo algunos rasgos permiten distinguirlos: en el Topillo luitano las orejas sobresalen ligeramente entre el pelaje, lo que no sucede en el Topillo pirenaico. Además, muchos ejemplares de Topillo lusitano tienen las partes superiores cubiertas por un pelaje pardo, aunque otros lo tienen rojizo, caso del ejemplar de esta fotografía. Las partes inferiores de esta especie son un color más claro que las del Topillo pirenaico. Es endémico de la península Ibérica y el suroeste de Francia. Véase nuestro artículo "Nota sobre la alimentación de la Lechuza común en dos zonas de Vizcaya", publicado en el año 1993 en la revista Estudios del Museo de Ciencias Naturales de Álava, referido al análisis de egagrópilas recogidas en el municipio de Orduña y en otros municipios vizcaínos.

No hay comentarios: