8 de enero de 2010

Perro mastín

La presencia de una o dos manadas de lobos en el ámbito de la sierra durante la última década ha provocado profundos cambios en la manera de gestionar el ganado. En el caso de las ovejas, los pastores recogen los rebaños en corrales protegidos por perros mastines cada noche. Durante el día los rebaños pacen siempre acompañados por perros mastines subvencionados y traídos desde las provincias de León o Zamora, territorios donde los pastores han tenido que convivir con la presencia continuada del lobo, y donde se ha generado esta raza de perro capaz de defender eficazmente a las ovejas de un ataque de lobos. El carácter del perro mastín es, en general, muy pacífico, pero en la defensa del rebaño ante lo que puede entender es un peligro, puede ser muy peligroso para las personas, como certifican algunos sucesos acaecidos desde que se trajeron los primeros mastines hace una década. Actualmente, los rebaños pasan el día a solas, cada uno en su “pastiza”, siempre acompañado de mastines y sin pastor. Sin embargo, en su zona de origen, aún hoy, los rebaños de ovejas con mastines no suelen quedar sin pastor durante el día y este siempre puede recriminarles su actitud agresiva para con las personas. Hice esta fotografía cerca de Gujuli, municipio de Urkabustaiz (Álava). La Fundación Oso Pardo ha publicado un interesante Manual.

No hay comentarios: